El caso de Alison: una tragedia por la falta de atención de las autoridades

*Abu sigue buscando justicia por la muerte de su nieta


Por: Mildra Benítez Robledo

Tepic, Nayarit.- Alison murió víctima de la sordera y la incapacidad estatal. Una pequeña sin poder defenderse, falleció a manos de su madre y padrastro, envuelta en un sufrimiento atroz. Lesiones y excoriaciones en la cara, cuello, brazos, manos y piernas, así como una  deshidratación severa y un proceso asfíctico por bronco-aspiración de contenido gástrico, fue el resultado de la necropsia, efectuada por la Coordinación General de Servicios Periciales del Estado de México. Aunado a ello, presentaba el Síndrome de Kempe, también conocido como el “Síndrome del Niño Maltratado”. 

Su abuela, quien ya había denunciado el maltrato, tocó puertas, pero no tuvo éxito. Con lágrimas en los ojos que trataba de contener a toda costa y vistiendo una playera negra, cuyo rostro de la pequeña se encontraba plasmada al frente de la prenda, recordó amargamente que los funcionarios ignoraron sus súplicas para buscar a la niña en peligro. 

Inés, relató con la voz entrecortada y temblorosa a causa del dolor y la impotencia su calvario institucional, pues acudió a la Fiscalía General del Estado a denunciar la desaparición de Alison el 7 de junio de 2021, pero le recordaron que estaba con su madre y no hicieron nada, ni siquiera asegurarse de su estado físico a pesar de las sospechas de que su vida estaba en riesgo.

Tras la falta de acción de dicha instancia, mamá Abu, como le llamaba la pequeña, acudió al Instituto para la Mujer Nayarita (INMUNAY), donde le explicaron que para obtener la custodia de su nieta, primero tendría que rechazarla el padre y los abuelos maternos. 

Finalmente, acudió al Ministerio Público de Xalisco, su última opción, donde fue ignorada una vez más. En forma descarada le decían que solo era su capricho querer quitarle la hija a su madre. 

La abuela caminó, gritó, alertó, agotó todas las instancias y opciones, sin obtener respuesta ni ser atendida adecuadamente. Esto también contribuyó a la muerte de Alison, pues con este silencio cómplice, la niña ya estaba muerta en vida, solo era esperar a que sucediera la tragedia.

Los hechos

El  15 de agosto del 2021, la pequeña, Alison Estefanía Narvaez Trujillo, originaria de Tijuana con tan solo 3 años 8 meses, perdió la vida en Tlanepantla, Estado de México a manos de su madre Marcela de 25 años y su pareja César de 60 años de edad. 

La madre de Alison, era originaria de Veracruz y su padre de Nayarit, ellos se conocieron en Tijuana en donde procrearon a la menor. La relación no prosperó por lo que la joven decidió ir a vivir a Xalisco con Ines, su suegra, con quien permaneció 2 años, pero tras conocer a César por redes sociales, el 15 de mayo dejó el hogar y llevándose a su hija, se mudó al Estado de México con dicha persona. 

La abuela constató que desde la fecha que partieron hasta el 3 de junio, tuvo comunicación con su ex nuera y nieta. Sin embargo, César, quien le contestó la última llamada la insultó y la bloqueó, por lo que fue imposible saber más de ellas, hasta que se le informó de la tragedia. 

Abu inicia la segunda batalla en busca de justicia

Dado que la muerte de Alison no podía quedar así, posteriormente la señora interpuso una queja ante la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos (CDDH) en contra de la Fiscalía por las omisiones cometidas, ante ello se abrió la carpeta correspondiente y comenzaron las investigaciones. 

Por omisión, CDDH encuentra culpable a Fiscalía

Dentro de las investigaciones realizadas por personal de la CDDH, constataron que hubo negligencia por parte de la dependencia en la atención al familiar de la víctima, es por eso que se procedió a extender la recomendación, la cual salió hace poco más de un mes, sin embargo esta fue rechazada. 

La excusa de la Fiscalía para no actuar, fue que la pequeña estaba en otro Estado y en manos de su madre, pero aclaró el presidente del organismo, Maximino Muñoz de la Cruz, que la respuesta no es válida, dado que hay un marco amplio de protección para este sector que incluso permite actuar en contra de los padres, si ellos no cuidan la integridad de sus hijos. 

Fiscalía rechaza recomendación y el asunto se va a la CNDH

Derivado de la negativa de la Fiscalía de aceptar su responsabilidad, la CDDH remitirá el asunto a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), para que esta, después de la revisión del mismo, emita su propia recomendación, pero directamente al gobierno del Estado, para que, ahora sí se atienda el tema.

Surge la iniciativa denominada “Ley Alison” 

Dichas acciones no son suficientes para encontrar justicia, es por eso que la abuela, también buscó la ayuda en el Congreso local, encontrando voz en la diputada, Laura Rangel, que al conocer el caso, elaboró la iniciativa “Ley Alison” la cual fue presentada el 25 de abril. 

“En esta vida las leyes son muy injustas, hay muchos niños y adolescentes en un rinconcito del país sufriendo maltrato físico, psicológico y sexual y no hay una ley que diga que las abuelas pueden hacerse cargo de sus nietos, la ley solo dice que ESTÁ CON SU MAMÁ Y SI LE PASA ALGO, ESTÁ CON SU MAMÁ. Todo lo que estamos pasando pudo en su momento haberse evitado, pero por desgracia mi pequeña nietecita estaba con su mamá”, escribió Abu en su muro de Facebook. 

La legisladora, recordó que en el Estado, existen varios casos en que menores de edad mueren en manos de sus padres o tutores, es por eso la urgencia de poner un alto. 

La propuesta legislativa, explicó que contiene tres modificaciones y el mismo número de reformas a la Ley de Niños, Niñas y Adolescentes y al Código Penal, cuya finalidad es que a la primera denuncia de que un infante sea maltratado, la Fiscalía actúe inmediatamente en consecuencia. 

La iniciativa plantea un castigo mayor para los padres o tutores de la pequeña o pequeño maltratado o que ha fallecido a causa de ello, así como también, se propone inabilitación a los servidores públicos por omisión, acusando a la Fiscalía de ignorar la súplicas de las familias cuando se interpone la denuncia por esta clase de asuntos, tal y como sucedió con la abuela de Alison, quien hizo lo conducente, dado que su nieta estaba en peligro y pese a ello, nunca tomaron las acciones pertinentes. 

Laura Rangél, afirmó que lo más doloroso es que muchas de estas muertes se pudieron haber evitado, si la misma Fiscalía hubiera actuado, sin embargo prefirió quedarse de brazos cruzados y los resultados son lamentables es por eso que consideró necesario poner un freno a los homicidios infantiles, por lo que espera que esta proyecto de Ley, pronto sea aprobado por el pleno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *